Cascabelitos... Capítulo 15




Shindong POV

Después de que llegaran a controlar los animales, lentamente todo fue volviendo a la normalidad, comenzando porque ya no tenía que corretear por mi vida y porque ese gato negro había sido alejado completamente de mí.

Aunque nada era normal en este punto, que Kyu insistiera en decirle Min hyung a “Rufus” estaba resultándome hasta gracioso. La anormalidad y rareza es algo muy arraigado en los miembros de Super Junior. Hasta el más normal tiene algo de esos dos.

Ahí tienen a Siwon. Que ande con Heechul hyung no es anormal, pero sí muy raro. ¿Quién en su sano juicio andaría con el más exigente y 4D de los miembros? Obviamente Siwon debe de ser raro para haber caído en amor por él.



No es anormal enamorarte de una persona que está a tu lado casi los 365 días del año, con la cual compartes comida, espacio, cama e incluso a veces baño. Una persona que a su vez comparte el mismo sueño que tú, el grupo y ser un mejor idol. Y a todo eso debemos agregarle que algunos se vuelven tus mejores amigos.

Cualquier hombre o mujer que se le imponga esa compañía, terminara sino enamorado, medio embobado por esa persona. Mucho más si esa persona no está del mal ver. El enamoramiento no ve géneros y eso ha sucedido con algunos de mis amigos, no solo de SJ, también con otros grupos y no solo de hombres.

Bueno, y hablando de mejores amigos. Existen los amigos y los mejores amigos. En Super Junior todos son mis amigos, peroooo… siempre existe un “pero”… mi mejor amigo, al que le cuento todo, con el cual he llorado con mocos y todo, y hasta he llegado a dormir en su cama por el simple hecho que se me apetece, es Hyukjae.

Siendo yo hetero, eso dice mucho. Creo que Donghae me salvó de ese tipo de enamoramiento. Hyukjae es tan especial para mí.

Y por eso es que pienso que enamorarse de un hombre, dentro de Super Junior y alguien como lo es Siwon, no es anormal. Pero si raro por la persona que eligió para entregar su corazón.

No tengo nada en contra de Heechul hyung, tiene un corazón muy noble a pesar de lo difícil que puede ser. Y con eso resumo todo.



Con un poco más de tranquilidad y confianza de poder andar por ahí sin ser atacado. Vuelvo a una de las habitaciones a intentar dormir. Espero poder dormir al menos unas horas antes de ir a mi programa de radio. Lo que me hace pensar en mi propio departamento. No vuelvo a venir a este. No sin antes preguntar si Heechul hyung tiene controlados a esos gatos.

Camino por el pasillo en busca de mi habitación, cuando escucho la voz de Kyuhyun en el baño.

- Seguramente esta con el perro. – se le puede escuchar hablar con él hasta afuera en el pasillo. Toco un poco fuerte la puerta para llamar su atención -. ¡Deja de llamar a ese perro así!
- ¡Así se llama! – Kyuhyun me responde.
- ¡Cuando Sungmin llegue te voy acusar!
- Calma Min hyung, ese hombre no te hará daño. Déjame bañarte y nos iremos a la cama. – lo escucho hablar con el perro y no puedo dejar de sorprenderme. Para empezar, Kyuhyun no es muy afecto a los animales y luego está la forma cariñosa y responsable como lo trata. Conociendo a Kyuhyun, así fuera el bebé de su amigo, no lo trataría así de bien -. ¡Deja de molestar hyung! ¡Esta ya no es tu casa!
- Ah, maldito chiquillo. – murmuro mientras intento abrir la puerta. Está cerrada.
- ¡No vayas a entrar!
- ¡Ni quien quiera entrar, chiquillo feo!
- ¿Sigue hablando con el perro? – la pregunta de Ryeowook me sobresalta. Después de todo lo pasado en la tarde, no puedo negar que sigo un poco asustado.
- Insiste en llamarle Min hyung. – los ojos de Ryeowook se empequeñecen un poco y la mano en su barbilla lo hacen ver un poco intrigante.- ¿Y sabes que es lo más raro?
- ¿Qué? – le pregunto, no muy seguro de querer saber la respuesta.
- Sungmin nunca se aparece cuando ese perro está cerca… raro, muy raro…– no entendiendo muy bien lo que quiere decir, poco a poco mi mente comienza a trabajar.
- ¡Está celoso! – me giro hacia la puerta dispuesto a gritarle a Kyuhyun -. ¡Con mayor razón deberías de dejar de llamar Min hyung a ese perro!
- Ay hyung, tú no entiendes nada, pero yo lo averiguare. Y cuando tenga pruebas de lo que pienso. Igual no creo que lo entiendas. – palmea mi hombro y se ríe un poco de mí en mi cara.
- ¿Qué me quiso decir? – a veces ser hetero me deja al margen de muchas cosas. Sacudo mi cabeza listo para continuar mi camino.

Para llegar al cuarto donde me estoy quedando, tengo que pasar por dos dormitorios más el baño. O sea que en este departamento hay tres cuartos. En el otro hay cinco, y como algunos nos hemos ido a vivir por nuestra cuenta, algunos miembros ya no tienen que compartir habitación.

Como Heechul hyung, es uno de los afortunados que no comparten habitación. No así Kyuhyun, él todavía la comparte con Sungmin.

Paso la habitación de Kyuhyun sin problemas, sabiendo que él está en el baño, cuando la puerta abierta y una extraña conversación entre Siwon y Henry me ponen curioso, hacen que asome mi cabeza para tratar de enterarme por qué discuten.

Grave error.

En la cama… Zhou Mi y Heechul están…

- ¡Maldición! ¿Ustedes están en eso? – sorprendido y de pie en la puerta, con los ojos muy abiertos y sin poder dejar de señalar lo que sucede en la cama.

En la cama yacían Zhou Mi y Heechul, lo cual no sería raro, si ellos tuvieran algo de ropa puesta.

¡Están desnudos!

Sin embargo eso no es lo peor. Ellos estaban… ellos… se besaban.... Desnudos. Y no un beso cualquiera, no. Ellos se besan con toda su boca y lenguas juguetonas, con intensidad. Hasta sacar ruiditos que enchinarían la piel de cualquiera… hasta la mía…

Sacudo la cabeza desconcertado.

¡Oh por Dios! ¡Mis ojos!

Llevo una mano a mi cara, cubriéndome los ojos, pero aun veo a través de mis dedos.

Sus cuerpos demasiado cerca, casi encima del otro y una mano de cada uno entre sus piernas. Entre las piernas del otro por supuesto. De ahí mi desconcierto.

¿Cuál desconcierto? ¡Estoy a punto del shock!

¿No se suponía que ellos están con Siwon y Henry? ¿Zhou Mi con Henry? Y… ¿No estaba discutiendo conmigo mismo sobre el enamoramiento de Siwon con hyung?

Lo que al final solo una cosa me deja explicarlo todo. Estando Siwon y Henry presente, ambos dejando que Zhou Mi y Heechul se monten tal espectáculo, es que ambas parejas deben de ser… ¡swingers!

Sólo el intercambio de pareja explica que este sucediendo tal cosa, aunque…

Por mis pensamientos también pasó la “orgía” pero no quise ahondar en eso. Sería peor imaginármelos a todos contra todos.

¡Rayos! ¡Ya lo hice!

¡¿Por qué no hacen nada por separarlos?!

Mirando feo a Henry y Siwon, porque solo de esta forma puedo ocultar el temor que esto me da. Nunca pensé que fueran tan liberales.

- ¡Por lo menos tengan la decencia de cerrar la puerta! — les grito lo más molesto que puedo, pues se han quedado embobados y cierro la puerta de golpe recargándome en ella.

Mi corazón late desbocado, puedo sentirlo a través de mi ropa y mi mano que está en mi pecho. No puedo negar que toda esa demostración me ha espantado. Una cosa es ver a Heechul y Zhou Mi desnudos haciendo algo sobre la cama, son bonitos puedo admitirlos sin que mi heterosexualidad sea amenazada. Pero otra cosa es ver a Henry y a Siwon haciendo cosas que ni siquiera quiero imaginar. Ellos son feos, ¿Qué tal si se les ocurría hacerlo frente a mis ojos?

- Gente enferma y pervertida. – mi cuerpo se sacude en un escalofrío, lo que me hace separar de la puerta.

Ya hasta sus encuentros pornográficos se me hacen tan normales. ¡Es una locura! Mira que ver bonitos a Hee y Mimi desnudos, si ya hasta los he soñado. Al menos a Zhou Mi antes de que toda esta locura pasara.

¡Espera!

¿Tenían orejitas sobre sus cabezas?

- ¡Dios! Me enferman sus locuras.

Sin detenerme a descansar como tenía pensado. Agarro mis cosas y me voy del departamento. Lejos de la locura, de los gatos y de ese cuarteto de “swingers”. Más que tranquilidad, necesito a mi novia y sus grandes demostraciones de amor.


Henry POV

Había dejado a Mimi en la cama en su delicada forma de gato blanco. No me había dado cuenta cuan peligroso puede ser ese estado para él. Si no fuera por Hee hyung que logró defenderlo de ese peludo perro, mi querido Mimi habría sido lastimado, quizás hasta le hubiera sucedido algo peor, como haber sido mordido hasta quedar irreconocible. Ese perro es mucho más grande que Mimi, fácilmente habría barrido el piso con él, hasta usarlo de tapete.

Lo que me hace pensar en lo frágil que es su vida estando de esta forma. Pudo incluso haber caído del onceavo piso al ser correteado de esta manera y asustado como estaba, haber saltado por alguna de las ventanas abiertas. Sé que los gatos caen de pie, pero nunca he escuchado que se salven de caer tan alto. Sus nueve vidas no se no les dan súper poderes.

Mimi pudo haber resultado seriamente lastimado o aplastado, mordido, desparramado su cuerpo en miles de pedacitos en la acera del edificio.

Estoy acribillándome a mí mismo y regocijándome en lo miserable que me siento por haber cambiado al amor de mi vida en un animal, cuando lo que sucede entre los dos gatos en la cama llama mi atención.

- Siwon. – llamo su atención sin poder quitar la vista de ellos.
- ¿Qué?
- ¿Está bien que ellos hagan eso? – señalo hacia la cama.

Cuando Siwon por fin los ve, su cara cambia completamente, la rabia y los celos es lo que más se le nota. No lo entiendo. Son gatos, está en su naturaleza. Sé que son nuestras parejas, pero en este momento no pueden ir en contra de sus instintos y…

Abro los ojos muy grandes.

- ¡Sepáralos! – le grito cuando veo como Mimi comienza a lamer ahí abajo entre las piernas del gato negro. Este último gira su cabeza, sus penetrantes ojos se clavan en mí.
- ¿Por qué nada más yo? ¡Detén a Mimi!
- ¡Hyung en su forma de gato no es muy amable!
- Es Mimi quien lame aquello entre las piernas de Heenim. – comenzamos a discutir

Un leve “Puff” resuena por el aire, el cual no tomamos en cuenta por estar sumamente ocupados discutiendo, hasta que la voz de Shindong hyung nos hace reaccionar.

- ¡Maldición! ¿Ustedes están en eso? – lo que nos hace mirar de nuevo hacia la cama y sin poder creer lo que veo, aunque tampoco puedo despegar mis ojos de ello -. ¡Por lo menos tengan la decencia de cerrar la puerta! — nos dice antes de cerrar la puerta.

No sé cuánto tiempo estuvo hyung en la puerta o cuanto pudo haber escuchado, más sus palabras y todo lo demás me hizo dar cuenta que no noto nada extraño del par sobre la cama. Hyung estaba shockeado y molesto con nosotros, algo razonable después de todo.

Por otro lado, ¡no puedo creer que viera a Mimi de esta forma!

Heechul hyung y Mimi volvieron a su estado humano. Medio humano más bien, porque aún conservan las orejas y cola de gato, así como los ojos de colores misteriosos. Ambos desnudos. Lo que no sería un problema si solo estuvieran ahí, pero ellos realmente siguen acicalándose.

Siwon y yo nos quedamos sin saber que decir o hacer, simplemente viendo esa escena frente a nosotros cuando deberíamos separarlos.

- ¡Mimi, ven aquí! – mi voz se alza un poco cuando le ordeno, ya que aún sigue siendo neko.

Como gato blanco siempre fue obediente así que espero se separe de hyung y venga a mí. Sin embargo no lo hace. Mimi solo levanta su cabeza interrumpiendo lo que está haciendo para mirarme por unos momentos y después seguir en lo que estaba. Si no hubiera estado atento a todo, me hubiera perdido el movimiento de la mano de
neko Hee acariciando su cabeza e instándolo a seguir en lo que estaba.

- ¡Qué rayos fue eso! – gruño acercándome a la cama donde están ellos intentando llegar a Mimi, cuando neko Hee lo lanza hacia atrás y me enfrenta emitiendo fuertes gruñidos amenazadores.

No solo la posición en la que está y los gruñidos lo hacen lucir amenazante, las garras en sus manos y los pequeños colmillos en su boca me hacen retroceder, dejando a Mimi acurrucado detrás de él.

- Todavía actúan como gatos. – escucho decir a Siwon sin poder dejar de mirarlos.
- Son nekos. Algo de conciencia tendrán.
- Tuvieron un mal día. – Siwon comienza a explicar -. En gran parte culpa nuestra. Siente que eres una amenaza para Mimi. Se lo ha pasado defendiéndolo del cachorro, solo está siendo protector con él.
- Me gruñó. – le digo todavía molesto. Aunque entiendo perfectamente lo que ha dicho.
- ¿Recuerdas como de enojados estaban con el cachorro cuando se convirtieron la primera vez? – me pregunta Siwon como si hubiera descubierto algo. A lo que solo asiento -. Debemos dejar que se relajen para que dejen atrás todo rastro gatuno.
- ¿Tú crees? – pregunto escéptico.
- Funciono la primera vez.
- ¿Cómo lo sabremos? ¿Qué vamos a hacer? ¿Sentarnos y ver? – aunque eso no es difícil. Son tan sexys que es difícil dejar de verlos aunque estén juntos.
- Conociendo a Hee, el me dirá cuando esté listo. – si le creo, hyung siempre ha sido más de actuar.

Nos quedamos quietos donde estábamos para no incomodarlos. Al parecer les gustaba que estuviéramos pendientes de ellos y mirándolos. No bromeaba cuando dije que son sexys en su estado neko, casi tanto como cuando son humanos, solo que esto les agrega un aura misteriosa. Con esos ojos jaspeantes, verdes y azules.

Como si nada los hubiera perturbado antes, ambos vuelven a lo que estaban haciendo, pero esta vez se aventuran a ir un poco más allá. Es casi como si nos pusieran a prueba cuando estamos castigados a solo ver.

Heechul neko con su piel lechosa resplandeciendo, vistiendo solo el collar con el cascabel que Siwon le ha regalado mientras sus pequeñas orejas de gato se pierden en su colorado cabello y su cola negra es extendida detrás de él.

Hyung se encuentra sobre sus rodillas en la cama con su espalda inclinada un poco hacia atrás mientras se sostiene sobre su brazo derecho, pues su pequeña lengua se encuentra lamiendo su mano izquierda, muy lenta y diligentemente. Sus rodillas se encuentran abiertas, dándole espacio a la cabeza de Mimi que se ha posicionado entre estas.

Mi neko Mimi se encuentra inclinado hacia adelante sobre sus piernas, casi arqueado como buen gato, pero no parece incomodarle la posición. Tan desnudo como Hee, Mimi tiene sus orejas de gato hacia atrás, moviéndose ante cada sonido atento a lo que sucede a su alrededor.

Puedo ver como su cola de gato se balancea de un lado a otro. Sus manos apoyándose en las rodillas de hyung, ya que su cabeza está ahí lamiendo con su rosada lengua las pequeñas gotas de leche que aún se pueden ver resbalar entre los muslos de hyung.

Debería molestarme de nuevo pero… sus movimientos son tan sensuales. Hasta sus lenguas parecen moverse con cadencia y ese ronroneo que parece salir desde sus pechos, como si gozaran de lo que están haciendo mientras nos tienen embobados viéndolos. Lo adivino porque mientras lo hacen, no apartan la mirada de donde estamos de pie.

La lengua de Mimi intenta ir más abajo, muy cerca de la ingle de hyung y parece disfrutarlo, pues sus caderas se han movido quedando casi empinado entre las piernas de Hee, lo que ha dejado su trasero al aire.

Ante tal visión, escucho a Siwon gemir a mi lado. Y eso me hace detenerme… ¿detenerme?

Sin darme cuenta, estaba caminando lentamente hasta la cama donde los dos nekos están jugando. Llevo una mano a mi cuello, acaricio mi nuca intentando volver a mis sentidos, doy un paso atrás y me giro a ver a Siwon.

¿Lo ha visto? ¿Ha visto lo sexy que se ve Mimi?

Frunzo el ceño.

Está tan concentrado, con un brazo cruzado en su pecho y el otro, su mano se encuentra sobre su boca abierta. Su respiración agitada casi tanto como la mía…

Más su mirada no es dirigida hacia Mimi, ya que no ha perdido de vista a hyung, que mordiéndose el labio inferior, ha capturado con la mano que antes lamia uno de sus pezones, torturándolo fuertemente por lo que podemos ver.

- Heenim… - lo escucho suspirar.

¡Hasta ha tenido una erección! Puedo ver como remueve molesto la parte delantera de su pantalón con tan solo con verlos.

Nunca pensé que Siwon tuviera una vena voyerista. No lo puedo juzgar, pues yo estoy igual.

Dejo de mirarlo cuando los ronroneos se vuelven más fuertes. Siempre he escuchado que los ronroneos en los felinos son signos de felicidad y ahora lo entiendo. Es neko Hee quien ronronea de esa forma perdido en la satisfacción, pues mi Mimi ha llegado con su boca hasta su pene. Lamiendo, tragando, ronroneando como si comiera el más delicioso de los manjares y eso es suficiente para mí.

Extraño a mi amante, mi compañero y amigo.

- Mimi… - gimo de necesidad.

Algo debemos hacer para traerlos de vuelta y detener lo que está pasando. Hemos llegado muy lejos con esto. Aunque seguramente tendremos que romper algunos limites más para lograrlo. No queda otra cosa que hacerlo para separarlos.

Con esa resolución en mi mente, camino hacia la cama, dispuesto a todo.

Continuara...

Comentarios

  1. Hay Dios!!! Esto cada vez está más bueno... Y ahora que harán los chicos?? Pobre Shindong, se enloquecera con todo esto

    ResponderEliminar
  2. Ya no se que pensar :v pobre Shindong aunque se que le gusto ese
    Si! Separamos, o bueno no(?... Solo quiero que Siwon y Henry paguen por sus trampas... Y si se enteran Hee y Zhoumi por lo que hicieron no los perdonaran ...

    Espero él siguiente capítulo ヽ(*⌒∇⌒*)ノ

    ResponderEliminar
  3. Pobre Shindong tendrá un trauma de por vida por lo que sus ojos vieron...
    Heechul y Zhoumi están disfrutando de su momento neko y con Siwon y Henry mirando les gusta más....

    ResponderEliminar
  4. eso les pasa por hacer cosas que no deben tonto ah henry si que eres celeso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario