Solo Un Beso... Parte 2 Final





Aunque ya lo había hecho tal vez miles de veces, Sang lo había estado evitando al observar las reacciones del mayor, su sonrisa y sus labios cuando se acercaba, cuando lo hacía sonreír y era feliz. Jian es hermoso para ser un chico, y los labios que poseía, la envidia de cualquier chica.

Jian se encontraba en sus brazos cabizbajo, quizás avergonzado.


– Bien, es solo un beso. Ni siquiera tiene que ser uno real. – dijo Sang, llamando la atención de Jian, repitiendo lo que Jeup había dicho segundos antes, ¿a quién quería convencer?
– ¿Lee… Leesang?

De un momento a otro Sang se encontró besando los labios de Jian. Sus deliciosos labios. El contacto con ellos era suave y tibio, para nada desagradable. Sang se encontró cerrando sus ojos dejándose llevar en el beso, olvidándose que era Jian a quien besaba, su amigo, por esos labios que le gustaban cada vez más.

En cambio Jian, primero abrió muy grandes sus ojos por la sorpresa sin saber qué hacer, pero después fue cerrando sus ojos lentamente, disfrutando del beso tierno y agradable de los labios de Sang.

Para cuando la lengua de Sang buscaba entrar, Jian dijo su nombre en medio del beso. Sang soltó un gruñido al escucharlo, le estaba gustando demasiado. Pegó su cuerpo más a Jian mientras su lengua atacaba y le devoraba la boca. Sang se dejó llevar buscando más contacto, echándose encima del otro cálido cuerpo, pues la cintura de Jian amenazaba con dejarlos caer a ambos al suelo.

Los miembros fueron testigos de cómo el beso se volvía intenso, de cómo Sang parecía devorar la boca del mayor de manera inconsciente y Jian, los dos parecían haberse olvidado de todo, incluso de todas las objeciones que pusieron para besarse.


– Sang… – Jeup le llamó, sin encontrar respuesta –. ¡Lee Sang! Bien, eso fue suficiente. – finalmente Jeup tuvo que separar a Sang de Jian, dejándolo desconcertado.

¿Por qué tuvieron que separarlo? Sang no quería que lo hicieran. Con el ceño fruncido observo más allá, en donde estaba Jian, es por eso que los habían separado. Desconcertado pensaba en el beso que acababa de dar a Jian y asustado tuvo que reconocer que no había sido tan malo, es más, le había gustado.

Y Jian, ante la súbdita interrupción del beso, trastabillo un poco al intentar hacer responder sus piernas. Hasta que finalmente su espalda choco con una de las columnas, aferrándose a ella hasta que su cuerpo dejara de sentirse como gelatina. Aún no podía asimilar la intensidad del beso, y eso que sus labios todavía hormigueaban por haber sido casi devorados.

Jian salió corriendo de la sala de ensayo, con la tonta excusa de buscar que les trajeran la comida, pues ya se les había hecho tarde con todo lo que habían hecho sus compañeros para terminar besándose con Sang.

– ¡Y ese fue un señor beso, señores! – Taeho dijo intentando cortar la extraña atmósfera que de pronto se había instalado en la sala de ensayo.
– Uno que no pueden repetir frente a las fans y las cámaras. – burlón y con los brazos cruzados, Ungjae les advertía –. Después de esto creo que les será mucho más fácil hacerlo, claro que con menos lengua y más corto.
– Ya lo veremos. – Sang dijo en voz baja, sorprendiéndose él mismo por lo que pensaba.

No es como si no hubiera besado antes, es solo que besar a Jian había sido completamente diferente y hasta sus compañeros lo habían notado. Se había dejado llevar al sentir esos carnosos labios entre los suyos, la suavidad de los mismos y el sabor de sus besos. Aquella boca de Jian incitaba a Sang a hacerlo.

¡Oh, sí! Sang iba a probar más de esos labios, hasta descubrir porque le gustaban tanto.

*****

Si pensaban que todo se había complicado…

Después de lo sucedido en la sala de ensayos, Jian intento no sacar el tema a conversación aunque pensara en ese beso todos los días y soñara con el mientras dormía. Poniendo todo de su parte, logro actuar de forma natural alrededor de Sang, sin cambiar en nada su trato. Sobre todo porque Sang se lo estaba poniendo fácil, al seguir siendo su amigo, compañero de grupo y cómplice de locuras.

A Jian lo envolvía una calidez cada que decía o hacia algo en lo que Sang lo secundaba, recordándole que además de ese beso, compartía muchas otras cosas con Lee Sang.

Quizás por eso todo fue más fácil a partir de ese momento.

– Y entonces cumpliremos sus deseos, veintiocho deseos por nuestro primer aniversario como grupo.

Es lo que dijo Jian al comenzar el IMFACT Alive para festejar el primer aniversario de IMFACT. Ellos harían realidad los deseos de sus IF como obsequio por tantos días a su lado.

El IMFACT Alive iba de lo más divertido con todos los deseos. Algunos habían sido concedidos cantando, otros actuando y otros más jugando.

Jeup, Sang, Jian, Taeho y Ungjae, sentados en ese orden, se disponían a cumplir otro de los deseos al jugar a pasar el papel con la boca. Uno de los más conocidos juegos para realizar fanservice entre los grupos.

A pesar que Jeup era muy malo para pasar el papel a Sang de boca a boca y después de haber desperdiciado papelitos en el intento, logro pasar algunos durante el juego, mismos que fueron aprovechados por los demás, para regalar a sus fans un poco de lo que querían.

Sang y Jian se coordinaron muy bien al pasar los trozos de papel con sus bocas, después de aquel beso, todo era más sencillo ahora. Jian y Taeho juntos lo hacían bastante bien y eran de los más rápidos, en cambio Taeho y Ungjae, no dudaron en juguetear un poco con esto.

Para Sang, aquella era una oportunidad de volver a besar a Jian que no iba a desperdiciar. En el momento adecuado acorralo a Jian contra el respaldo de su silla e intentando hacer caer aquel papel de sus bocas, se encimó tanto sobre Jian que este término inclinado hacia atrás sobre el respaldo, para intentar salvar que papelito cayera de sus bocas.

Quienes los veían a través del IMFACT Alive, suponían que estaban jugando, sin embargo lo que realmente sucedía entre ellos… Sang no había desaprovechado la oportunidad de besar a Jian y frente a la cámara, frente a sus compañeros y fans. Un poco que se desvió el papel, probó de nuevo aquellos labios y supo que no había nada que le gustara más.

Al final, con un acalorado sonrojo y una bella sonrisa, Jian salvo el papelito para pasarlo a Taeho, que casi lo deja caer por el terrible estado en que lo habían dejado.

La mera situación, hizo reír mucho a Jian y a Sang.



*****

Los días pasaban y todo iba mejorando… habían sacado un nuevo sencillo y MV, no tenían presentaciones en programas, pero si fanmeetings e IMFACT Alives que los mantenían ocupados, y lo más destacable era que la relación entre Sang y Jian iba mucho mejor.

Todos podían notar que esa pequeña barrera, que al parecer no era más que tensión, había desaparecido. El skinship les resultaba más fácil, incluso fuera de las cámaras, cuando no tenían que hacerlo.

Taeho ya comenzaba a sospechar que ahí había algo más.

Como cuando se encontraban tomando capuchinos y charlando amenamente sobre la última presentación que habían tenido para sus IF. Los chicos estaban tan animados, que no veían la hora de realizar otra.

Y mientras Jeup y Taeho se enfrascaban en la charla sobre esto, Ungjae jugueteaba con las manos de Taeho, Jian y Sang estaban en su mundo, charlando tonterías, pues Sang no perdía oportunidad para hacer reír al líder. Cuando sucedió algo que solo se ve en los dramas juveniles… algo de la espuma del capuchino se había quedado en los labios de Jian.

– Espera… – dijo Sang atrayendo la atención de Jian.
– ¿Qué? ¿Qué tengo? – Jian comenzó a sentirse extraño, pues Sang no dejaba de verlo con esa mirada atenta y traviesa. Y como Jian hiciera un intento por limpiar su cara, Sang detuvo su mano en el aire, tomándola con la suya.
– Ven acá. – dijo, antes de jalar del brazo de Jian para acercarlo.

Entonces uno de los dedos de Sang fue a parar a la boca de Jian, quitando un poco de los restos de la espuma tentadora, y para sorpresa del mayor, Sang se llevó ese dedo a su boca.

– Sang…
– Espera. – ¡Otra vez! Jian estaba pensando que Sang solo sabía darle esa orden, cuando sus labios fueron asaltados por otros algo demandantes. No en toda su boca, pero si en la comisura de sus labios –. Sí, sabía que de esa forma sería más delicioso y entretenido deshacerse de esa espuma.

Para cuando Jian paro de sentir esos labios, no había podido reaccionar, así que solo se limitó a mirar a Sang con su rostro sonrojado y después mirar a todos lados checando si alguien los había visto. Realmente estaba preocupado que no se había detenido a disfrutar el momento.

Afortunadamente, se encontraban en una mesa alejada, sólo Taeho había observado el momento y eso lo supo Jian por las miles de preguntas que podía leer en su rostro.

– ¿Qué sucede? – pregunto Ungjae que distraídamente trazaba círculos con uno de sus dedos en la mano de Taeho, al ver que ese ponía su cara de “Yo sé algo”.
– Ellos definitivamente se perdieron el respeto, la vergüenza y todo. – Taeho le respondió divertido, señalando con la cabeza al par que hacían Jian y Sang.
– ¿Has visto como se sonroja? – No tuvo que decirlo, Taeho ya sabía que se refería a Jian.
– ¿Tú también te has dado cuenta?

Y no solo ellos, pues en uno de los IMFACT Alive realizados en Japón, en plena grabación, Sang besó a Jian frente a las cámaras, staff y cualquier persona que pasara por la calle, pues se dirigían a reunirse con los demás miembros en un restaurante donde cenarían. Y aunque era de noche y no caminaba mucha gente, se trataba de un lugar público, cosa que no le importo a Sang para besarlo.

De pronto, Jian se había olvidado de lo que tenía que decir a través de la cama a sus IF. Tartamudeo un poco, hasta que recordó las palabras que tenía que decir y que seguían grabando. Solo que esta vez dichas con una bonita sonrisa y un bello sonrojo en su rostro, Jian estaba hermoso.

Sang se sentía orgulloso de crear esa reacción en el mayor, pues le estaba gustando más y más aquellas reacciones y esos deliciosos labios. La cámara no mentía, se le notaba. De la “incómoda amistad”, habían pasado a tener una “extraña relación” con Jian, en donde las dudas se estaban despejando y los sentimientos se estaban creando.

Lo único que le faltaba decidir, era si iba a ir por Jian o dejaría pasar esos sentimientos.

Sus pensamientos fueron interrumpidos por la sonrisa de Jian al ofrecerle un bocado de su comida en la boca.

– No, definitivamente eso no está a discusión. – se dijo Sang a sí mismo mientras miraba a Jian comer.

FIN.

Comentarios

  1. TT_____TT
    Que lindos carajos!!!!
    Me encanto! Que bonitos!!!!
    Jian es una cosa extrañamente bella!!!!
    :)

    ResponderEliminar
  2. Es como leer a dos parejas de adolecentes, tannnnnn cute...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario