My Rain And You… Capítulo 04




Una cosa que no puedo entender
Es que mi corazón llora cuando llueve
Igual que el día en que te fuiste,
Hace mucho tiempo.
…Rain and You

Siwon por poco se sale de la carretera al escuchar la confesión de Heechul, menos mal que aquella estaba en una recta prolongada.

   Fui violado, y me entere de la peor forma lo que realmente era.
   No te entiendo. — Siwon realmente no lo hacía, que había descubierto Heechul que lo cambió totalmente.
   Pues bien, el hijo de uno de esos socios… ¡Ah! No sé porque no me di cuenta —se recriminaba Heechul— Quizás en ese entonces era muy confiado en todo lo que mi padre hacía, quizás por eso acepte de buenas a primeras que me alejaran de ti, que dejáramos de ser amigos… fui muy tonto al no darme cuenta que todo estaba mal.
   Como ibas tú a saber eso Rella, deja de culparte —Siwon apretó más su agarre sobre la mano de Heechul.
   Lo sé, pero no puedo dejar de sentirme culpable… esa noche sucedió, ese chico y otros tres más a engaños me llevaron a la azotea de nuestro hotel; fui violado por cada uno de ellos… una vez y otra vez hasta que se hartaron…


Esa noche en la fiesta, Heechul inocentemente cayo en la trampa, siendo separado de su familia y su escolta.

   Que, suéltame, déjame —gritaba Heechul asustado al ver a esos chicos a su alrededor, dos sosteniéndole los brazos, otro algo apartado de su vista pero podía sentir su mirada y el otro que hablaba muy cerca.
   Aquí nadie te escuchara Princesa, así es que guárdate esa energía; muy bien chicos ya están listos verdad —preguntó el que parecía ser la cabeza del grupo.
   No por favor, no me hagas esto Min Ho, por favor —suplicaba Heechul.
   ¡Ey! No todos a la vez, cada uno tendrá su oportunidad —hablo de nuevo el chico que se encontraba lejos mientras reía cínicamente.
   Es tan hermoso como nos prometiste Min Ho.
   Les dije que no tenían por qué dudar de mi —Heechul no podía ver al chico pero sabía que se trataba de Min Ho.
   Tienes razón, los donceles de aquí son algo afeminados y este es muy lindo —dijo Shane tocando el rostro de Heechul.

¿Doncel? Heechul jamás había escuchado que lo llamarán de aquella forma, por supuesto que sabía lo que era ser un doncel, pero ¿Por qué su familia nunca se lo habían dicho?

Después el chico se acercó y Heechul comenzó a sentir su boca recorriendo su piel expuesta.

   No por favor, no lo hagan —gritaba Heechul mientras se movía desesperado tratando de soltarse de sus agarres, pero todo era imposible.
   Cállate, te dije que ahorraras energía —le gritó otro de ellos golpeándolo en el estómago.
   En la cara no —les dijo Min Ho— No debemos dejar marcas visibles en el bello rostro de la Princesa.
   No me hagan esto, se la verán con mi familia —el último recurso que se le ocurrió a Heechul.
   ¡Ha! Puedes decir lo que quieras, a quien le dará más vergüenza; a ti que te quedas o a nosotros que nos regresamos mañana al extranjero —le advertía Shane tomándolo del cabello— No seas estúpido.

Tenía razón, ellos desaparecerían de su vida y él se quedaría con esa verdad dicha a los cuatro vientos, no, eso no lo podía hacer; no soportaría la vergüenza. Entonces de pronto sintió como ese tipo lo embistió con brutalidad.

   Aaaaah… ¡BASTAAA! Por favor —Heechul grito y lloro, pero nada conmovía a esos chicos.
   Eres tan estrecho, tan frágil y rico, no me digas que es tu primera vez —embistiéndolo con más violencia, mientras seguía burlándose de él.
   Basta, basta por favor…
   Te dije que te callaras, ahora será mucho peor —y el tipo continúo con el ultraje mucho más salvaje que antes.

Esto que le estaba pasando no podía ser real, todo era una pesadilla y quería que terminara, se sentía sucio, usado, un objeto, con el que podían hacer lo que quisieran. Y los tipos a cada rato le mencionaban lo rico y bueno que estaba el doncel que estaban usando, Heechul solo gritaba que pararan pero nada de lo que hacía los detenía.

Cuanto tiempo pasó, no lo supo, cuando se dio cuenta el tipo que lo ultrajaba salió de él terminando sobre su cuerpo; cosa que hicieron todos los demás. Después sintió a otro acercarse a él. Trato de escapar, pero no pudo moverse más. Y de nuevo comenzó todo.

Heechul grito hasta quedarse sin voz, no importo que llorara fue violado muchas veces, no lo golpearon, solo le dejaron marcas en el pecho y en sus muñecas, marcas que daban cuenta de la fuerza empleada por los desdichados para que Heechul no se soltara.

El chico que había observado todo a lo lejos fue el último que paso por su cuerpo, Heechul no abría más sus ojos pues el estado de shock y el dolor le impedían hacerlo. Este no fue tan cruel que los demás, pero lo que le dijo al final le lastimo lo más profundo de su ser.

   Fue muy bueno tener a la princesa de los Kim, esto es algo por lo que cualquier familia de Corea hubiera pagado muy bien, pero ahora tu padre ya no tendrá con que negociar —Min Ho no paraba de burlarse de Heechul, que se encontraba en el suelo agotado con la ropa a medio puesta.
   Mi padre… —y gruesas lagrimas comenzaron a caer de los ojos de Heechul, mientras se hacía ovillo en el suelo.

Con aquella información, una parte de Heechul supo que si su padre se le antojara lo tomaría como mercancía de intercambio, pero que los demás lo supieran… solo quería decir una cosa, su padre ya se lo había planteado a alguien más. Quizás cuando se había dado cuenta que era un doncel. Este era el resultado de la boca floja de su padre y del poco interés que tenía por sus hijos a pesar del mucho cuidado que les brindaba.

En ningún momento perdió Heechul el conocimiento, pero se adentró en su mundo, como si su alma le hubiera abandonado para perderse en la oscuridad. Quedando solo en ese piso toda la noche, hasta le siguiente día que tuvo suficientes fuerzas para dirigirse a una de las habitaciones del hotel y bañarse.

Le conto todo a Siwon, pero su voz comenzaba a quebrarse. En algún momento Heechul había sentido toda la confianza que Siwon siempre le inspiro y le conto lo que a ninguno le había contado… ni siquiera a su familia.

   Sabes lo duro que fue enterarme de aquella forma que era un doncel y que quizás mi padre ya había hablado con alguien más para ofrecerme. Después de eso me volví alguien oscuro, cambie mi forma de vestir y me oculte. Odie ser un doncel. Quería ser diferente a lo que ellos me habían dicho. Ocultar quien era para que nadie más volviera a lastimarme. Afortunadamente nadie se enteró de esto…

Heechul no pudo continuar la voz se le había estrangulado, respiro un poco y Siwon le rodeo los hombros con su brazo libre acercándolo a su cuerpo en un abrazo haciendo que su cabeza quedara recargada en su hombro, en señal de comprensión, de afecto… para darle fuerzas, Siwon lo veía ahora tan frágil y a su vez notaba los leves temblores de Heechul.

   Nada de lo que paso es tu culpa Rella —seguía estrechándolo y podía sentir como este ahogaba un sollozo.

Desde que sufrió el ataque, Heechul lloro en soledad su tristeza e impotencia por lo sucedido, jamás se atrevió a contarle a nadie, por lo que siempre lloro solo. Pero ahora que por fin se había desahogado con otra persona, con su ex amigo sentía la necesidad de terminar de sacar esa angustia, frustración y esas lágrimas contenidas por tanto tiempo.

No supo porque escogió a Siwon para hacerlo, pero el saber que eran los últimos momentos de libertad que le quedaban influyó en Heechul. A pesar de que Siwon era su captor, también era la persona en la que más ha confiado.

   Sabía bien que mi físico me había traicionado y por mucho tiempo me culpe, me odie por ser doncel, me oculte, hasta que decidí que no podía seguir de esa manera. Pensé que si no podía cambiar mi pasado, lo haría con mi futuro y lo que ellos quieren que haga no es lo que deseo para mí. Aprendí a vivir con lo que quedo de mí.

Esto último Heechul no lo dijo muy convencido, pues vivir la vida como hasta ahora había sido dura también sin poder confiar en nadie. Siwon dio cuenta que en ningún momento su amigo menciono el apoyo de su familia.

   ¿Quiénes eran esos chicos Heechul?
   Yo solo conocía a Lee Min Ho, él y su padre venían de Paris al igual que los otros tres, también conocía a Shane y los demás el mismo Shane me los presento esa noche.
   Min Ho… algo me dice que he escuchado ese nombre —se repetía Siwon, en alguna parte había escuchado ese nombre.
   No creo, él junto con los otros regresaron a su país al día siguiente y no los he vuelto a ver. Después supe que su padre murió en un ataque y el quedo huérfano sin herencia, pues sus hermanastros mayores le quitaron todo a él y a su madre, ella se volvió a casar con otro. Escuche de Kibum que estaba viviendo en China — a Siwon se le hizo raro que estuviera muy bien informado, cosa que Heechul dio cuenta— Yo tenía que estar informado, en mi vida quiero volver a topármelo, pero si sucediera deseo estar preparado y no me tome por sorpresa.
   Entonces sabes dónde está ahora —quizás le haría una visita a ese Min Ho.
   No se mas de él, hace tiempo que le perdí la pista… —Siwon dejo de insistir pues vio incomodidad en Heechul, pero no podía sacar de su cabeza ese nombre de algún lado lo recordaba, debía investigar.
   ¿Y tu familia? —pregunto Siwon— ¿Qué hicieron Rella?
   Nada…
   ¿Nada? —se sorprendió Siwon por su respuesta.
   Si, nada, porque yo no les conté nada; además de ti nadie más sabe lo que me paso —Heechul se sumió en su asiento— ¿Tu tomarías en serio a alguien que paso por esto? Me llena de vergüenza, aunque no hice nada, yo…
   Ese no es el punto —contesto Siwon— Lo que paso no fue tu culpa y solo por eso tus padres debían saber esto.
   Siendo doncel, seguramente se habrían preocupado por cubrir las apariencias remediando lo que paso, pero te imaginas verme unido a alguno de esos —Heechul se estremecía tan solo pensar— Lo que más deseaba era olvidar, no volver a saber de ellos. Y si el silencio era el precio, lo pague Siwon. Solo ahora se le ocurre a mi padre sacar provecho a su hijo doncel.

No le sorprendía los pensamientos de Heechul, lo conocía muy bien y parte de su esencia no había cambiado; seguía siendo firme en lo que creía. Lo único que le sorprendió fue la manera en que se repuso de aquel terrible suceso, como él solo supero aquella violación.

Lo que no entendía es como su familia lo dejo solo en medio de toda esa gente extraña si el mismo Heechul menciono que estaba bien resguardado, a no ser que… una loca idea se cruzó por la mente de Siwon, y si el Sr Kim estaba enterado de que aquello pasaría… no, no, no, seguramente estaba pensando mal porque no podía ser; Heechul era la adoración de su familia.

Pero viendo los hechos del presente, también dispuestos a sacrificarlo por negocios. Entonces su idea no le parecía del todo descabellada y entendía bien porque Heechul odiaba todo lo que representaba ese mundo en el cual vivían los dos.

Siwon aun quería saber una cosa más.

   Rella, tu… no… —no sabía cómo preguntarle.
   ¿Te refieres a traumas y el sexo? —vio como Siwon asintió— Digamos que no me quejo. Los tipos utilizaron condona sí que no pude contagiarme de nada y tampoco lo otro. — a Heechul aún le costaba un poco hablar de su capacidad como doncel — He tenido relaciones, sí, pero tampoco he podido sentir nada con nadie… —y suspiro.

Después de cinco años que le había sucedido aquello, Heechul tuvo una que otra aventura tanto con mujeres como hombres; pero no sentía nada. No disfrutaba el sexo, porque su corazón no se le unía a las sensaciones. Era como si su corazón se hubiera detenido en aquel terrible momento y ahora ya no funcionaba. Y entonces solo se dejaba hacer sin disfrutarlo, la mayoría de las veces cerraba los ojos y se transportaba a otro lugar.

Desde que le sucediera aquel terrible suceso, todos sus pensamientos comenzaron a cambiar. Todo lo que sus padres le habían hecho creer lo tiro por la borda y comenzó a crearse sus propios pensamientos. Entonces un buen día que se topó con Siwon ya no quiso pelear ni estar disgustado con él, se dedicó a pensar que haberse alejado de su amistad fue el mayor error de su vida y todo por hacerle caso a su padre.

Comenzó a revivir todos aquellos momentos y para cuando se dio cuenta, la siguiente vez que volvió a ver a Siwon, su corazón comenzó a latir en su presencia; se sorprendió de poder sentir cosas con su ex amigo. El volver a ver a Siwon había hecho a su corazón latir con fuerza, es por eso que después lo evitaba y también era por eso que lo ignoraba.

Pero ahora entendía que eso le pasaba por que era con Siwon con el único que se sentía seguro y confiado por la amistad que habían tenido antes, eso le daba a su corazón la seguridad de sentir. Comenzó a plantearse que tal vez de él si pudiera enamorarse pero, era tarde para eso. Ahora el mismo Siwon lo llevaba de nuevo con los suyos para casarse con su hermano.

   Y últimamente, creo que no he podido estar con nadie desde la última vez que nos vimos —dijo Heechul con cara de, ¿lo dije en voz alta?
   ¿Qué? Estás diciendo que has pasado diez meses sin sexo —la cara de Siwon era muy cómica.
   No ha sido fácil, ya ves que de no ser por ti hoy lo hubiera tenido sin mi consentimiento nuevamente… pero si, han sido diez largos meses sin sexo —esto último lo dijo Heechul con ironía.
   Dímelo a mí —soltó Siwon con una sonrisa amarga.
   ¿Quieres decir que tú tampoco…? —Heechul lo miro incrédulo.
   Sí, bueno —Siwon estaba apenado por la confesión que había hecho— He estado muy ocupado con el trabajo. Ya me conoces, siempre intentando ser el mejor a ojos de mi padre… bueno… —y el que no me deja, pensó Siwon.

Pues era verdad, su padre lo estaba presionando demasiado para aprender los negocios familiares y ser el mejor que por el momento no le dejaba tener relación alguna, pues esa sería una distracción para él. Su padre le había dicho que ya llegaría el momento en que le planteara un buen matrimonio pero no lo veía cerca. Por eso es que en lugar de elegirlo a él para el matrimonio arreglado con Heechul es que había elegido a su hermano Kyuhyun.

   De modo que aquí estamos —Heechul hizo una pausa antes de continuar— Y ninguno de los dos ha tenido sexo en diez meses.
   Eso parece —dijo Siwon.
   ¿Creo que deberíamos hacer algo al respecto?

Siwon volteo a verlo, «¿En verdad había dicho aquello?»… pero como Heechul no diera muestras de seguir con lo que dijo, pues había volteado su rostro a la ventanilla; pensó que tal vez se habría arrepentido de lo dicho. Pero Siwon no quiso dejar por olvidado el tema.

Ya habían llegado al lugar donde comprarían la comida, por lo que encendió las intermitentes y salió del camino.

   Deberíamos comernos una hamburguesa y hablar de esto —propuso Siwon.
   Tienes razón —se apresuró a contestar Heechul— Tampoco es que quiera abusar de tu… amabilidad.

Aunque Heechul bromeaba, tenía miedo que Siwon pensara que era alguien fácil de convencer y que por su experiencia pensara que no valía la pena. Tenía miedo, por primera vez tenía miedo de saber lo que pensara de él la otra persona, sobre todo porque no era cualquier persona, se trataba de Siwon una persona importante de su pasado, pero lo estaba deseando tanto.

   Ambos hemos estado meses sin sexo, estamos solos en esta situación, hemos recordado viejos tiempos, hemos cambiado —apuntando al hecho de que Heechul estaba bellísimo— Y todo eso es una combinación explosiva.
   Seguro que eso es lo que piensas —sonrió Heechul algo más tranquilo.
   Sería estúpido si me lo pensara más —se rio Siwon.

A Siwon le rondaba la idea de tener el dulce cuerpo de Heechul bajo el suyo desde el primer momento en que lo vio, claro pero en ese momento no sabía que era su ex amigo. Pero al escuchar todo lo que Heechul había vivido y por qué se había vuelto de esa manera, ya no lo veía como un trofeo que conseguir. Ahora deseaba poder colmar de un poco de cariño verdadero a su amigo.

Sobre todo cuando se dio cuenta… que haciendo cuentas de fechas, años y números. El día en que Heechul fue a golpearlo hasta hacerle sangrar la boca, fue unos días después de que lo violaran.

Quizás fue la reacción de Heechul al pensar que si él, Siwon, hubiera estado a su lado nada de eso le habría sucedido y así habría sido, pues seguramente él lo habría defendido con su vida. Sabía también que no era solo eso, varios sentimientos se habían desatado por Heechul esta noche y se dejaría llevar por ellos hasta descubrirlos todos.

Heechul recordaba el día que fue a golpear a Siwon, justo después de que le sucediera la violación. Se sentía engañado, frustrado, enojado y aunque no sabía porque o de quien, sacar todos esos sentimientos golpeando a Siwon fue lo único que se le ocurrió. Estaba enojado con este por dejarlo solo, por haberse tenido que apartar, por no estar con él en esos momentos. Porque si no se hubieran separado esta charla entre ellos habría sido hace mucho o tal vez lo que le sucedió a Heechul jamás habría sucedido.

No importaba lo mucho que Heechul se hubiera propuesto enamorarse y olvidar todo lo que había en su pasado, nada funciono. Pero desde que vio a Siwon las imágenes de este tomándolo invadían su mente muy a menudo. La sola idea de que pudiera tener algo con él en estos momentos lo excitaba y a su vez le ponía nervioso. Por fin se daría cuenta si era Siwon quien podía curarlo de no poder sentir nada, de no desear caricias ni besos de otros hombres y tener que soportarlos solamente.

   Rella —lo llamó sacudiéndole el brazo.
   ¿Qué? —se volvió para mirar a Siwon.
   Te apetecía una hamburguesa, ¿no?
   Si
   Pediré algo para beber también, ¿deseas algo más?
   No, creo que con eso estará bien.

La chica de la ventanilla era muy complaciente con Siwon y le sonreía bastante, al parecer no había notado a Heechul que estaba en el otro asiento. Siwon le pasó las bolsas a este y le pagó a la chica que seguía coqueteándole descaradamente.

   Entonces estas de viaje por esta carretera, bombón. Si estuviera libre te acompañaría —era bastante resbalosa la tipa.

Menos mal que Heechul tenía ganas de divertirse o eso quiso creer, pues no es mentira que sintió unas ganas locas de arrancarle cada uno de sus cabellos teñidos a la tipa. Se inclinó un poco sobre Siwon, recargándose con ambas manos en el pecho de este para poder ver la cara de la chica.

   Él no está solo —le dijo, acariciando el rostro de Siwon seductoramente— Estamos escapando juntos.

La chica se quedó boquiabierta por unos segundos. Siwon que veía como Heechul le hablaba a la tipa no podía ocultar en sus ojos lo divertido que estaba con la situación que su amigo estaba inventando.

   Guau… —susurró la tipa— Como romeo y Julieta.
   No, porque esto no terminara en tragedia —en verdad eso quería creer Siwon mientras miraba los ojos a Heechul— Y además él es más hermoso que Julieta. Gracias por la comida. —cerro la ventanilla del auto y la chica también cerró la suya.
   Entonces… —Heechul sonreía— Soy más hermoso que Julieta, ¿eh? pero que gran verdad has dicho, esa pobre Julieta estaba muy descuidada la pobre, por eso Romeo termino suicidándose.

   Lo dije en serio, tú eres más hermoso.


CONTINUARÁ...

Comentarios