Te adivine... Capítulo 12




Heechul POV

Por donde lo viera estaba conectado a monitores, cables pegados a su cuerpo y un leve tic, evidencia que su corazón latía dulcemente. Siwon estaba vivo pero realmente, ¿en qué condiciones se encontraba?

En mi tristeza, no había notado a la enfermera que se encontraba dentro leyendo algo de una de esas máquinas mientras a su vez anotaba algo, completamente vestida de azul.

Limpio mis lágrimas en cuanto veo que está por salir. Necesito que me diga, saber cómo está Siwon. Me acerco rápidamente en cuanto cierra la puerta tras de sí. Se sorprende un poco al notarme y mucho más cuando ve que la abordo algo desesperado.


      ¿Qué hace usted aquí? – me pregunta en cuanto se quita la máscara que cubre su cara.
      Yo… me han dejado pasar. – miento un poco.
      Solo los familiares pueden estar aquí y con permiso del doctor, no es un área de visita, ¿sabe?
      No, no lo sabía. – en realidad no me detuve para nada, ni siquiera sé si alguien dijo algo o intento detenerme. Solamente quería llegar a donde Siwon estaba.
      Debe de esperar… - hizo el intento de sacarme.
      Es mi prometido, por favor, necesito saber cómo está. – mi voz tiembla, mis manos también al tomar las de la enfermera.

Hace frío aquí, sin embargo estoy mucho más frío que eso y eso parece notar la enfermera.

      Necesito que se calme. – ella hace por tomarme de los hombros y comenzar a empujarme hacia afuera.
      No, no por favor. – comienzo a rogarle.
      Muy bien, entonces no sé cómo va a enterarse lo que tiene que decir el doctor del estado de salud de su prometido, él va a estar buscándolo en la sala de espera. – me dice con resignación, rindiéndose obviamente.
      Yo estaré ahí, en un momento. – me cruzo de brazos, sin querer abandonar a Siwon, aunque sé que tengo que hacerlo.
      Quince minutos, le diré al doctor que lo busque en la sala de espera que esta afuera de la UCI. ¿Su nombre es?
      Kim Heechul.
      Muy bien, Kim Heechul, prometido del señor Choi Siwon. – la veo anotar algo en la tabla que trae en sus manos y después en una pequeña tarjeta que termina entregándome –. Con esto va a poder acceder a su prometido sin que puedan negárselo, eso sí, siempre y cuando el doctor lo autorice.
      Muchas gracias, ha sido muy amable. – estrecho su mano con ambas manos agradecido, intentando no arrugar la tarjeta que me ha dado.
      Estese tranquilo, está muy pálido y así no va a poder hacer nada por él.

Debe ser verdad que me veo muy mal, pues en cuanto la enfermera sale, un leve mareo me ataca. Intento respirar profundo y cerrar mis ojos mientras me agarro de la pared. Y pronto las largas respiraciones me ayudan a permanecer de pie.

Lentamente me acerco de nuevo a la ventana donde veo a Siwon, necesito salir de aquí y hablar con el doctor. Eso sin contar que seguramente Jungsoo y su pareja deben estar buscándome, deben creer que me he perdido.

Aunque quisiera tocarlo, acariciar su rostro, mi mano solo puede estar sobre el frío vidrio. Mi reflejo sobre el mismo, no es muy bueno.

Cierro los ojos antes que las lágrimas logren salir.

¡Dios, sin tan solo no hubiera sido tan obstinado! Hablar con él nos hubiera evitado tantas cosas. ¡No! Nada de esto habría sucedido si no me hubiera cruzado en su camino, que siguiéramos siendo compañeros de casa y nada más. Si yo no hubiera aceptado mis sentimientos por él... O mejor aún, que Siwon no me hubiera conocido.

¿Estaría mejor sin mí? Si no me hubiera conocido, Siwon se habría evitado tantos problemas, ¡esto!

Lo miro tendido en esa cama y mi corazón se desmorona. Es mi culpa que Siwon esté así. Y como el hubiera no existe, debo ser fuerte, por Siwon. Desde mi corazón sé que no lo voy a dejar nunca después de esto, porque todo es de él.

Cobardemente callé mucho tiempo en el pasado, ocultando mis sentimientos por Siwon y aun así él estuvo a mi lado en todo momento, incluso cuando peor me portaba con él. Esto no se compara con lo que lo hice sufrir en el pasado, por Dios, que no lo quiero perder. No quiero estar sin él.

Una arqueada sacude mi cuerpo y enseguida cubro mi boca como acto reflejo, porque no creo poder vomitar nada. Me recompongo rápidamente para salir de la UCI, necesito ir a la sala de espera donde podré ver a ese doctor.

Con una mano en mi estómago y otra en mi boca me encuentro con Jungsoo en la sala de espera. Camine lo más rápido que pude, espero no haber llegado tarde.

      ¡Heechul! ¿Dónde estabas? Pensé que te habías perdido. – se acerca a mi lado, intentado tocarme pero no lo hace, no es como si fuéramos cercanos o algo así –. No te ves muy bien, ¿te sientes mal?
      No. – sacudo mi cabeza inmediatamente, lo cual es un error, porque enseguida me siento mareado de nuevo.
      Oh Dios, estás muy pálido. – por fin hace lo que había intentado hacer antes, tomando mis brazos con sus manos, empujando mi cuerpo suavemente a uno de los sillones.
      ¿Sabes algo sobre los familiares de Siwon? – le pregunto sin querer sentarme.

Estaba siendo muy consiente que no sabía casi nada de Siwon, sobre sus padres, su familia, ¿vivían ellos en Seúl? Sabia tan poco o nada. ¿Cómo es que pude obviar estos detalles? Eso no hace una pareja, mucho menos si es el hombre del que estás enamorado. Dios, me sentía tan mal, por saber sido todo este tiempo un novio mediocre para Siwon.

      Young Woon fue a buscarte, no te encontramos y me preocupe. – me dice a modo de disculpa.
      Lo siento. – le digo, cruzando mis brazos sobre el estómago, las náuseas no se han ido del todo.
      En cuanto regrese Young Woon, le diré que busque al doctor, alguien nos tiene que decir algo. Y por lo demás, no te preocupes, ya le hemos avisado a su familia.
      Gracias.

A pesar de su ayuda, me siento un poco incómodo, sé que Jungsoo solo quiere hacer que me sienta reconfortado, sin embargo no quiero estar sentado y al evitar que me lleve a uno de esos sillones nos hemos puesto a caminar alrededor de la pequeña sala.

      Disculpe, es aquí la unidad de cuidados intensivos, ¿sí? – una voz conocida me hace girar hacia la salida de los elevadores.
      ¡Yesung! – y enseguida me reúno con él. Yesung tan pronto me ve, echa sus brazos a mí alrededor.
      Vine en cuanto me enviaste el mensaje. Lo siento si tarde un poco, tuve que dejar a Wooki en casa de mis suegros de paso.
      No te preocupes, gracias por venir.
      ¿Cómo está Siwon? – negué con la cabeza diciéndole con esto que no sabía nada.
      Hola, soy Jungsoo, amigo de Siwon. – escuche decir a Jungsoo en cuanto me separo de Yesung.
      Un gusto, soy Yesung, amigo de Heechul. – ambos estrecharon sus manos.
      Es bueno que estés aquí. Heechul necesita el apoyo de alguien conocido. – no escuche reproche en la voz de Jungsoo, si algo de desolación y eso me hizo sentir un poco mal al no haber aceptado de buena gana su consuelo.

Estaba sintiéndome algo raro. No solo estaba afectado por lo de Siwon, algo más me tenía de esta manera, porque ahora mismo era yo quien deseaba abrazar a Jungsoo y consolarlo. Él estaba haciendo todo bien conmigo.

No tuve necesidad de hacerlo, porque Young Woon llegaba en ese momento, abrazando a Jungsoo.

      Familiares de Choi Siwon. – de repente escuchamos decir en voz alta en la sala.
      Aquí. – dije enseguida, encaminándome a donde estaba el doctor, detrás Jungsoo y los demás siguieron mis pasos. Yesung se situó justo detrás de mí.

El doctor se encontraba envuelto en una bata azul y sus zapatos de igual forma, además que se veía algo cansado, parecía haber salido de quirófano. Pero a pesar de eso su actitud era amable.

      Soy el doctor Shin Dong Hee, usted debe ser Kim Heechul, ¿no es así?

El doctor parecía repasar algunas notas de la tablilla que traía en manos, y al parecer, en una de esas hojas aparecía mi nombre. Entonces fue que recordé a la enfermera anotarlo.

      Sí, soy yo.
      Siento venir hasta este momento. Hoy ha sido un día muy movido. – se disculpó –. Muy bien sr. Kim, la situación del paciente Choi Siwon es delicada. Sufrió una caída de gran altura, presentando múltiples traumas entre ellos trauma craneoencefálico, afortunadamente en los estudios no se encontró hemorragia intracraneal, solo se observa leve edema cerebral.

Al escuchar la situación sentí un leve mareo y tuve que aferrarme a mi amigo, presentía que el doctor apenas comenzaba.

      También se evidenciaron fractura en su clavícula y muñeca derecha, fractura múltiple en su pierna derecha así como fracturas costales siendo estás las más dañinas ya que lograron lacerar el hígado produciendo hemorragia interna.
      Fue por eso que lo intervinieron de urgencia. – escucho decir a Jungsoo.
      Si, se le intervino inmediatamente para detener el sangrado y pudimos hacerlo. En unos momentos el traumatólogo estará interviniendo su pierna, la fractura de clavícula y muñeca no necesitarán cirugía.

Note que mis manos temblaban, era un diagnostico bastante serio. Sé que no era desalentador, Siwon estaba vivo y eso es lo que más me importaba. Pero lo siguiente que dijo el doctor Shin, me desmorono.

      Una vez salga de quirófano sabremos su estado neurológico.
      ¿Estado neurológico?
      Si, por el trauma en su craneoencefálico puede presentar algún daño en sus funciones, por ejemplo su estado de conciencia, no sabremos si estará consciente o inconsciente después de la cirugía.
      Siwon… inconsciente… - se me quebró la voz. – Pero... ¿Va estar bien doctor? ¿Despertará? Por favor, dígame que va estar bien.
      No le puedo asegurar nada, como le dije tendremos que esperar. Hay probabilidad de que presente secuelas, como perdida de movimiento o el habla. Todo depende de cuan afectado pueda estar su cerebro y su capacidad de recuperación. – esto último no fue muy alentador.

¡Dios, Siwon no! Las palabras no salieron de mi boca.

Solloce. Un dolor agudo en mi estómago hizo que me doblara y algo caliente se deslizo de entre mis piernas. De pronto la sala comenzó a dar vueltas, las voces se volvieron lejanas y no hubo nada más que oscuridad.

*****

      Además de su estado… creo que se desmayó de la impresión. – escucho a lo lejos la voz de Jungsoo y alguien más que no conozco.

Quiero abrir mis ojos pero estos no cooperan todavía, los siento algo pesados y la claridad que se llega a colar entre mis parpados, no ayuda mucho que digamos. Lo que sí, es que puedo sentir mi cuerpo descansado.

      Fue más que eso. Heechul no estaba alimentándose bien, él no sabía, si tan solo hubiera asistido a su cita. – la voz de Yesung más que preocupada, suena como a reproche.
      ¿Y Siwon no lo sabe? – la voz desconocida pregunta.

Dios, como quisiera despertar. Oh, Dios, como es que… Siwon, ¿Cómo sigue Siwon?

Comienzo a quejarme, mis ojos se abren de golpe y la luz los lastima por lo que vuelvo a cerrarlos. Me quejo un poco por esto y Yesung me escucha, pues se ha puesto a mi lado hablándome, tomando mi mano.

      No intentes levantarte Heechul. – niego un poco. Siento que si me levanto de donde quiera que este acostado, todo comenzará a darme vueltas.

Poco a poco mis ojos se acostumbran a la claridad, los siento un poco hinchados, pero pude abrirlos para darme cuenta que estoy en una cama de hospital. ¿Por qué estoy en una cama de hospital? Y lo más importante, ¿Cómo está Siwon? Quiero saber de él.

      ¿Siwon? – ver a Yesung negar con la cabeza, me hace pensar lo peor.
      No ha pasado nada Heechul. Él está bien. La intervención de su pierna no tuvo contratiempos, pero sigue igual, no ha habido cambios en su estado inconsciente. – me dice Yesung luciendo algo cansado –. Creo que está esperándote.

Sí, mi amigo luce cansado, lo extraño aquí, es que no trae la misma ropa con la que llegamos al hospital.

      ¿Vomite encima de tuyo?
      ¿Por qué preguntas eso? – le extraña mi pregunta.
      Tu ropa, la cambiaste.
      Ah, eso. – sonríe y se inclina hacía mi apoyándose en ambas manos sobre la cama –. Sucede que te desmayaste, desde ayer. – eso lo explica todo.
      ¡¿Qué?!
      Calma Heechul, tienes que estar tranquilo, - comienza a decirme –, la verdad es que ninguno sabía cómo decirte esto sin que cayeras en pánico, necesito que te tranquilices para que pueda explicarte. – quise saber quiénes pero en este momento me preocupaba más otra cosa.
      Está bien. – solo porque quiero saber que sucedió, ir con Siwon pronto –. ¿Cuánto dormí?
      Más de veinte horas.
      ¿Tanto?
      Lo necesitabas, no habías dormido bien, tampoco estabas alimentándote bien. ¿Recuerdas la comida chatarra que llevaste la última vez que platicamos? – oh si, las donas rellenas, que de solo pensarlas, no se me antojan nada. Pensándolo bien, no tengo nada de apetito.
      ¿Es por eso que me trajeron aquí? Siento que es demasiada molestia solo por eso.
      Lo que pasa es que con lo sucedido a Siwon todo se te vino encima… Heechul, - Yesung toma mi mano y suspira, esto comienza asustarme un poco –, necesito que estés tranquilo, para poder darte la noticia y seguramente el doctor te dará los detalles. Jungsoo fue a buscarlo para decirle que ya despertaste.
      ¿Qué tengo? – pregunto lo más calmado que puedo, aunque por dentro estoy muy asustado.

Al recordar todos esos desmayos, mareos y problemas estomacales, seguramente lo tome a la ligera y estás son las consecuencias. No puedo estar enfermo, necesito estar bien para poder estar con Siwon. Miles de ideas pasan por mi cabeza, que no logro escuchar lo que Yesung me dice.

      ¿Escuchaste? – Yesung me trae de nuevo a este mundo, lejos de mis cavilaciones –. Estas embarazado Heechul. Vas a tener un bebé de Siwon, ¡Felicidades!
      Felici… - ¡¿qué?!

¿Embarazado? Eso es… estoy esperando un bebé, de Siwon, por eso me ha felicitado. Todavía no digiero lo que Yesung me ha dicho, vamos, que ni siquiera sé si he escuchado bien, cuando un médico que no es el doctor Shin, entra en la habitación.

      Sr. Kim, es bueno verlo despierto después de lo que espero haya sido un largo sueño reparador.
      Estoy embarazado. – no es pregunta, sin embargo si quisiera que me respondiera.
      Veo que ya le han dado la buena nueva. – el doctor se acerca mientras que una enfermera deambula a mi alrededor, tomando mis signos vitales de todo.

Cuando termina, va y le entrega los resultados al doctor. Éste los revisa y entonces procede a mirarme con una sonrisa, el doctor parece satisfecho con los resultados.

      Bien sr. Kim, soy su médico obstetra, Lee Donghae y al parecer todo va muy bien. – me dice y revisa su tablilla antes de volver a mirarme –. Ahora, hablemos de lo que le sucede. Tiene un embarazo de tres meses de gestación.
      Pero si yo tenía la gripe.
      Sí, supimos por su amigo que estuvo en algunos tratamientos, que afortunadamente no han afectado al producto. – frunzo el ceño al escucharle nombrar de esa forma a mi bebé.

Dios, todavía no me hago a la idea y ya el instinto sale a flote.

      El día de ayer usted presento dolor pélvico y sangrado escaso, asustando mucho a sus amigos. Se hospitalizó para hacerle los estudios pertinentes y descubrir el origen del sangrado.
      Eso suena muy serio. – murmuro.
      Y lo es. Los estudios de sangre arrojaron que usted se encuentra embarazado, por lo cual fue confirmado con una ecografía, la cual reporta que tiene doce semanas de embarazo y desprendimiento de placenta en un porcentaje menor, motivo por el cual sangró.
      ¿Desprendimiento? – esto me hubiera asustado mucho si Yesung no me dice que aún me encuentro embarazado. De otra manera él no me habría felicitado.
      Sí, la placenta presenta una zona que no está pegada y muestra un pequeño coagulo. Es delicado porque puede llegar a desprenderse en su totalidad y sufrir un aborto, si usted no se cuida.
      ¿El bebé está bien? – pregunto con un poco de temor, por algo me tienen aún hospitalizado.
      Ambos están bien por el momento, – sus palabras me ponen alerta –, contando que usted no sabía de su embarazo y no ha tenido cuidado pertinente, – el doctor Lee parece reprocharme con esto último –. Le colocamos líquido intravenoso para hidratarlo y colocarle un analgésico. Tuvimos que colocarle la canalización para nutrirlo un poco mientras dormía. Una mala alimentación y el estrés pueden llevar a que el cuadro se agrave.
      ¿Qué sucederá entonces? – pregunto cruzando mis brazos sobre mi estómago, haciéndome a la idea que hay una vida en mi interior que debo proteger y es que no quisiera estar en esta cama por más tiempo. No cuando Siwon sigue en cuidados intensivos. Quiero verlo.
      En su caso necesitará reposo en cama por algunos días, podría hacerlo en casa, pero teniendo en cuenta su situación emocional y debido a que la situación de su pareja sigue igual, quedará hospitalizado hasta que el sangrado disminuya, o hasta que consideremos que está en condiciones. 
      Yo no sabía... – el doctor Lee Donghae, parece dejar de lado su posición de doctor, pues se acerca a mí con mirada amable y preocupada.
      No se preocupe, iniciaremos las vitaminas y un medicamento para detener el sangrado, continuaremos con los analgésicos hasta que el dolor sea leve. Con el reposo esperamos que mejore, y si usted pone de su parte, voy a dejar que visite pronto al papá de su bebé.
      Haré lo que usted me diga doctor.
      Bien. – el doctor se dispone a salir –. Mandare por usted para hacerle otra ecografía y ver cómo está su bebé. Recuerde que debemos mantenernos en buenas condiciones, espero que coma todo lo que le mande como dieta, necesito que comience alimentarse.

Dicho esto, sale de la habitación sin darme la oportunidad de refutarle algo e incluso de darle las gracias por lo que ha hecho por mi bebé, por mí y Siwon.

      No puedo creer que voy a tener un bebé. – comienzo a tocar mi aún plano estomago –. Estaba seguro que era la gripe. No creo que me acostumbre pronto a la cosa esta de tener un bebé dentro de mí, pero siento que ya te quiero y seguramente tú padre te va a querer aún más. – dicho esto no puedo contener las lágrimas.

Estoy contando con que Siwon me perdone por la pelea que tuvimos, porque sé que él va a despertar pronto. Tiene que despertar. Por nuestro bebé va hacerlo.

      Debemos ponernos bien bebé, tú papá nos necesita. – y eso significa que tengo que dejar de llorar.

Suspiro acomodándome en la almohada. Por el momento debo de pensar solo en cuidar de este bebé. Porque la gripe resultó ser un bebé, mío y de Siwon.


CONTINUARÁ…





******

Estamos llegando al final nenas. Quizás el siguiente capítulo sea el último, todo depende de cuanto me extienda para el final =P


Comentarios

  1. Ya se entero de que esta embarazo pero es un poco riesgoso así que se tiene que cuidar mucho, y ahora esperar a que Siwon se recupere y no quede mal y cuando Heechul le diga que esperan un bebe se recuperara más rápido gracias por el cap espero el siguiente cap bye.

    ResponderEliminar
  2. Ooooooo que lindooooooo aaaaaaamooooo este fanfic!!! Eres la mejor 😍😘😍😘

    ResponderEliminar
  3. Casi me falta algo, estaba toda alterada por Hee. Pero que bueno que están bien, ahora solo falta que Siwon despierte bien. Pobre Hee todo se le vino encima. Es que, igual no tienen la culpa , pero ahhh pinche Gunhee. Sino hubiera hecho toda es treta.... Pero bien dijo Hee el hubiera no existe. Ahora sólo queda que Siwon despierte y quiera escuchar a Hee. Sufro, no nos dejes así por mucho tiempo por favor.

    ResponderEliminar
  4. Omo, omo. Porfin descubrieron al bebe!!! Espero que Siwon salga pronto para consentir al baby!!!
    Gracias por el cap, estare esperando con ansias el siguiente cap.
    Un abrazo!! ^_^

    ResponderEliminar
  5. Heechul y su gripe resultaron ser un bebé...
    Espero que Siwon se recupere pronto y lo más importante que no tenga consecuencias todo este accidente. ☺😍😍

    ResponderEliminar

Publicar un comentario