Truth or Dare... Capítulo 11




No se amanecieron festejando, ya que después de diez horas grabando sin interrupciones para Mamacita, era suficientemente cansado como para que los chicos no pudieran hacerlo. Las tres de la madrugada era una buena hora para retirarse a sus camas, descansar todo lo posible, hasta el día del lanzamiento del nuevo álbum.

Debían aprovechar este tiempo al máximo. Algunos debían terminar con sus agendas individuales, para que en el comeback no tuvieran compromisos, otros se dedicarían a descansar y otros más, a afinar detalles sobre el lanzamiento.

Heechul y Siwon fueron llevados a su departamento por Prince manager, aunque el menor no había bebido y el mayor estaba dentro de sus sentidos, del agotamiento es de lo que debían de cuidarse. Heechul hubiera querido beber más, el visitar pronto a Hangeng lo estaba poniendo algo ansioso y más alcohol le habría ayudado a relajarse; como todas las veces para él, esta visita estaba siendo igual de difícil que la primera. A veces pensaba que nunca cambiaría.

Pero por otro lado, estaba ese asunto que no habían abordado y estaban postergando, ver los vídeos en sus celulares. Ni Siwon ni él lo habían querido hacer y al parecer el poco alcohol en sus venas, era suficiente para enfrentar aquello esta noche. Esperaba que Siwon quisiera hacerlo, ya que entre más lo pospusieran, sería difícil recordar lo realmente sucedido aquella noche en ese hotel.

Esta última situación fue más fuerte que la primera, por la cual desistió de beber más, deseaba estar en sus sentidos para lo que sea que tuviera que ver. Y aunque fue su decisión, eso no le quitaba que estuviera nervioso y ansioso por lo que fuera a pasar.

Por eso es que al llegar al departamento y ver que todo estaba callado, se sorprendió al sentirse en casa y comenzar a relajarse. Para Heechul era raro que en poco tiempo se sintiera tan a gusto a ese lugar que compartía con Siwon a ese grado. Aunque quizás no era el lugar. El tener al menor a su alrededor no estaba siendo tan difícil como lo había pensado. Observo a Siwon caminar frente a él hasta tirarse en el sofá más grande de la estancia con las luces apagadas, ya que todo estaba suficientemente iluminado gracias al ventanal que había en la sala y por el que se filtraba la luz de la ciudad.

Es ahora o nunca, se animaba Heechul.

   Simba... – por el silencio que reinaba en la estancia, su voz sonó un poco más fuerte de lo que hubiera querido, alertando al menor.
   Rella... – definitivamente Heechul no había querido que el ambiente de tranquilidad se arruinara pero, ya era tarde para arrepentirse.
   ¿Te acuerdas de los vídeos de aquella noche? – Heenim se acercó y se sentó a su lado — En dos días te vas a China, y no sé si quiero enfrentar a Hangeng sin saber la verdad de lo que paso... Sin decirle la verdad... – en realidad Heechul no sabía que iba a decirle.
   ¿Quieres verlos? — tenían que hacerlo, así que Heechul solo asintió y después saco de su bolsillo el celular.

Sentado a su lado, Siwon se acercó un poco más, le tendió uno de sus audífonos para que lo colocara en su oído y ambos se dispusieron a ver el primero de aquellos vídeos, en el momento en que todo comenzó.

Quizá el no estar completamente sobrios era lo mejor para llevar lo que sea que aquello les mostrara. Cuando la pantalla de su teléfono se puso en negro, Heechul dudó un poco hasta que finalmente, oprimió el play.

   ¡Espera! — Siwon detuvo el vídeo.
   Simba, ¿Qué sucede?
   Y si lo que vemos en el vídeo es...
   Peor de lo que vivimos esa mañana en el hotel, no creo que sea. – Heechul sabía que se refería a eso —. Pensé que ya habíamos superado esta parte, Simba. Tenemos que saber lo que pasó ese día.
   Está bien. – Siwon suspira con resignación.
   Bien. – dijo Heechul, tratando de ocultar el mismo nerviosismo que Siwon mostraba, cuando de nuevo iba a poner play.
   Espera.
   Y ahora ¡¿Qué?! – esta situación ya los estaba alterando.
   Prométeme... – Siwon se giró en el sofá e hizo lo mismo con Heechul tomándolo de los hombros —. Heechul, prométeme que nada de lo que veamos aquí, hará cambiar o destruirá nuestra relación.
   Si no lo hizo el sexo. – fue como un murmullo, pero al estar muy cerca el uno del otro, Siwon si pudo escucharlo. Y el rojo en su rostro lo delataba —. Tengamos en cuenta los chocolates. – dijo Heechul tratando de justificarse.
   Cierto, los chocolates. – Siwon pareció relajarse, pues en seguida volvió a sentarse en la misma posición que al comienzo.
   Bien, vamos hacerlo. – y esta vez sí le dio play al vídeo.


"La escena en el vídeo comienza con una toma de la puerta de la habitación completamente abierta, lo que da una buena vista de la otra parte de la suite donde se encuentra la estancia, las luces todas completamente encendidas. A diferencia de la habitación que se encuentra en penumbras. Después la cámara comienza a moverse, dejando ver el inicio de la cama con las sabanas arrugadas y fuera de lugar.

Bajo estas unos pares de pies, entrelazados lo que hacía notar que ambas personas estaban abrazadas o muy juntas. Además los sonidos de besos ahogados, entre gemidos y suspiros, confirmaba que se encontraban bastante ocupados uno sobre el otro.

Cuando se separaron, la cámara se enfocó en el mayor, pues Siwon es quien se encontraba grabando dicho vídeo.

   ¿Por qué estas grabando? – con su cara cubierta por un brazo, Heechul le preguntaba al menor, nada dispuesto a dejarse grabar.
   Quiero tener pruebas de que me quieres... – esa simple respuesta hizo que Heechul saliera de su escondite. Aun en situaciones como estas, seguía sin entender lo cursi que podía llegar a ser Siwon, algo que le causaba diversión pero que también lo inquietaba.
   Estas ebrio Simba. – se burló Heechul, tratando de romper la tensión que le generaron las palabras del menor.
   ¿Ves lo que tengo que soportar? – saltó Siwon diciendo de modo gracioso —. Es por eso que debo tener evidencia de este momento. Sonríe a la cámara.
   No me veo bien... tampoco me siento bien. – parecía que lo decía como broma ya que estaba riendo somnoliento mientras hablaba.

Heechul tenía sus ojos rojos, sus labios hinchados e incluso mordisqueados, su cabello alborotado, la cara limpia y para terminar pronto, se encontraba desnudo, por lo poco que dejaban ver las sabanas. Al menos su voz salía más normal, pues ambos, habían recobrado el control de su lengua.

Siwon que se encontraba sentado en ese momento, podía uno darse cuenta por el ángulo de grabación y estaba igualmente desnudo. Parecía tan normal para ellos lo que estaba pasando en ese momento.

   Acabamos de hacerlo. – la voz de Siwon tenía un toque de reproche —. ¿Es por eso Heechul? – y al parecer las sustancias en sus cuerpos los hacían cambiar de emociones constantemente.
   No empieces, no lo digo por eso.

Heechul jalo del cuello de Siwon con una mano, acercando su rostro, volviéndolo a tomar sus labios. Ambos inclinaron sus cabezas para el lado contrario para encajar, acoplados, acostumbrados, como si siempre lo hubieran hecho. Pronto Heechul tomo el control del beso, tomando el labio inferior de Siwon, ingresando su lengua haciendo retroceder por momentos la contraria.

Siwon no se quiso quedar atrás, al responder el beso demandante de Heechul, hizo que su lengua jugueteara también, intentando ganar dominio. Ya que los dos, hasta esa noche, estaban acostumbrados a dominar a la hora de besar y hasta ese momento, Siwon solo había besado chicas. A excepción de alguno de sus compañeros pero nunca como Heechul.

   De saber que iba a ser de esta forma... – dijo Siwon no más terminado el beso, sin embargo no se separaron.
   ¿Qué?
   Tus besos. ¿Recuerdas cuando me besaste la primera vez?
   En la batería. – Heechul relamió sus labios —. Lo que recuerdo es que no querías.
   Estaba asustado, éramos amigos, los amigos no se besan. – Siwon comenzó a explicarse al recordar aquel momento.
   Solo fue un beso, en un SS, ¿Qué hay de malo en eso?
   Me estaba acostumbrando al skinship y viniendo de una educación tradicional muy arraigada, no se te ocurrió que podría ser shockeante para mí. ¿Por qué me besaste, en primer lugar?
   Correspondiste al beso, no te hagas, pude sentir por un breve momento tu lengua.
   Eso es... Me refiero a que habíamos muchos allá arriba y de todos, me escogiste a mí.
   Somos amigos.
   Los amigos no se besan.
   Pero si se ayudan, montábamos un espectáculo y en el único que me pude concentrar al estar arriba, fuiste tú. – dijo Heechul mirándolo a los ojos, para nada avergonzado de su confesión —. A pesar que podía hacerlo con cualquiera, fuiste tú quien me inspiraba esa confianza, a quien quise besar. Y no me preguntes porque, pero cuando me decidí por ti, solo podía mirar tus labios. Quise hacerlo.

Y era verdad, cuando ese beso, Heechul perdió la realidad, por un lado estaba consiente que se trataba de un show y por el otro, la idea extraña de querer probar los labios de Siwon. En su momento, Heechul se lo atribuyó a la adrenalina, la locura de la canción y ahora es que se daba cuenta, que siempre quiso hacerlo, besar a Siwon era como su tabú.

Aquel donsaeng correcto, tierno y considerado, cuya boca "virgen" quería saquear para hacerlo trastabillar. Y aún deseaba hacerlo. No era nada romántico la justificación de ese momento, sin embargo en el presente, Heechul presentía que las cosas habían cambiado mucho.

— Incluso ahora quiero hacerlo... Quiero besarte Siwon. — Heechul lo miraba fijamente, humedeciendo sus labios en una clara invitación, para que saqueara su boca nuevamente. Y Siwon no se hizo de rogar."


Es obvio que no vieron todas sus reacciones o completamente como la vivieron esa noche en el vídeo, pues mucho no grabaron realmente, pero las voces y las conversaciones ahí estaban. Con lo que no contaban, es que mientras más escuchaban, los recuerdos de ese momento se iban aclarando en su mente. Llegaron como gotas llenando un vaso, sus recuerdos, sabían que era una mínima parte del vaso, pero recordaban esa escena como si la acabaran de vivir.

Lo recordaba. Se esforzó por recordar más, el sexo antes de ese vídeo, lo que sucedió después pero nada vino a su mente. Seguía como antes solo que ahora recordaba lo sucedido en el vídeo. Recordaban ese momento. Al menos Heechul lo hacía. La conversación, lo poco que grabaron e incluso lo que sintió con esos besos dados estando con Siwon.

Heechul sintió el calor subir a su rostro al sentir el leve cosquilleo en su estómago al recordar la anticipación de tomar los labios de Siwon. Oh sí, pudieron estar bajo el influjo de sustancias, haber olvidado todo el momento, sin embargo ahora que conocían una parte de lo sucedido, todas las sensaciones vinieron con los recuerdos. Y el calor en sus labios al recordarlo, lo sentía y extrañamente no se sentía mal. Eso lo dejo un poco shockeado.

Quizás lo sentía de esa forma porque no recordaba la noche completa o porque todavía se podían justificar el haber estado bajo los influjos de sustancias prohibidas.

Sin embargo al mirar a Siwon, tan shockeado como él mismo, decidió poner un poco de pausa y si era necesario un poco de distancia, pensando que era lo mejor para el menor.

   Creo que no estuvo tan mal. – dijo Heechul tratando de ser divertido y relajar el ambiente mientras guardaba sus audífonos en la bolsa del pantalón, lo que le dio oportunidad de alejarse un poco de Siwon.
   ¿Tú crees? – Siwon evitaba mirarlo.
   ¿Recordaste algo? – no tenía que ser más explícito, Siwon lo entendía.
   Lo hice.
   ¿Recordaste algo más? – al ver lo desconcertado que estaba el menor, Heechul acorto la distancia que se había impuesto y recargo levemente su mano sobre la de Siwon.
   No, solo eso.
   Bien, eso está bien. – palmeo su mano y se levantó del sofá —. ¿Te parece que dejemos esto por hoy? Aunque no nos ha matado ver el video, creo que es mejor que lo asimilemos un poco y pensemos si queremos seguir viéndolos. – cuando el menor hizo un gesto por hablar, Heechul no lo dejó y continúo —. No tenemos de decidir ahora, Siwon. – oh que bien, volvían a ser Siwon y Heechul —. Me voy a duchar. – se fue dejando solo a Siwon.

Como lo supuso, era mejor poner distancia esta noche y que cada uno enfrentara sus propios pensamientos. Solo esperaba que nada de esto afectara su reciente recuperada cercanía. Cuando ambos estuvieron duchados, con pijamas y metidos en la cama. Siwon dormía en una de las orillas dándole la espalda a Heechul y este lo mismo al otro lado de la cama.

Heechul pudo sentir la inquietud de Siwon hasta que se quedó dormido. Y con esto decidió que ningún vídeo iba afectar lo que ya tenían. No mientras tuvieran que estar un año juntos por lo que había sucedido. Sería un infierno si lo hacía. Por eso al amanecer, Heechul se comportó como si no hubieran visto nada de vídeo, de lo más normal y muy platicador.

Y al final cuando tuvieron que despedirse, ya que Siwon debía irse a China y continuar grabando, Heechul se despidió.

"Somos amigos, no quiero perder de nuevo esta cercanía, no cuando hemos comprobado que al pesar del tiempo que estuvimos alejados, el tiempo juntos es igual que siempre"
"No te alejes de mi Simba, no otra vez"

Este tipo de cosas rondaba por la mente de Heechul. Cuando sorprendentemente abrazó al menor, sin querer soltarlo fácilmente, al ser correspondido.

*****

Había pasado mucho tiempo desde la última vez que se vieron Heechul y Hangeng, y en ese entonces, había accedido en buen parte a lo que su amigo le había pedido en cada visita. Después de todo lo quería, y aunque fue un tiempo difícil su separación, Heechul lo consideraba su amigo. Uno que veía una vez al año si bien le iba.


"Gunhee ya le había cancelado la cita a Heechul y ni siquiera había salido del todo de su edificio por eso pensaba en regresar al departamento que ahora compartía con Siwon. Por eso que su celular sonará de nuevo justo después de haberle colgado, pensó que de nuevo era su amigo.

   Gunhee, ¡animal! ya te arrepentiste y vas a recibirme. – su amistad con el peluquero era por demás muy peculiar debido a la confianza construida por el tiempo.
   ¿Heechul? – no era Gunhee quien le hablaba, sin embargo Heechul pudo reconocer la voz de quien estaba al otro lado de la línea.
   Hangeng, ¿sucede algo? – como no hablaban a menudo, a Heechul se le hizo raro su llamada.
   No, bueno sí. – el chino al otro lado dijo vacilando —. Pronto tendré un viaje a Seúl, quizás podríamos vernos, tenemos que charlar.
   Esa charla tiene algo que ver conmigo y con Siwon, ¿verdad?

Heechul detuvo sus pasos en el elevador, ya que sus planes de regresar a su nuevo departamento, se vieron frustrados. Regreso el camino andado y fue directo a la van que ya lo esperaba para salir.

   En gran parte sí.
   Hangeng... – frunció su ceño ante las palabras de su amigo.
   Sé que no tengo derecho a preguntarte nada, al quedar como amigos pensé que vendrías a verme, decirme personalmente lo que sucede y no terminar enterándome por los medios.
   Estamos juntos. Pero no tengo que decírtelo porque ya lo sabes, sino no estuviera conmigo – Heechul se alteró un poco, alertando al chófer de la van que lo llevaba al edificio donde se encontraba el departamento de Super Junior. Con suerte Ryeowook le cocinaría algo para desayunar.

Trató de respirar profundamente unas cuantas veces, antes de volver a hablar con una voz mucho más tranquila. El chófer no tenía por qué enterarse de sus cosas con Siwon y Hangeng, aunque era de su confianza.

   Espero que Siwon no haya tenido problemas con su familia. – las palabras en Hangeng parecieron ahogarse.
   Mira Hangeng, creo que no es algo que podamos hablar por teléfono. – Heechul no pudo ocultar la decepción en su voz, que el chino se preocupara más por Siwon, que por su suerte.
   Vamos a reunirnos. Dime cuando y donde."


Frunció el ceño al comenzar sentirse frustrado, la distancia y el tiempo, pero sobre todo la situación que ahora vivía, cambiaban las cosas un poco. Trato de recordar que a pesar de todo eran buenos amigos. Le dio risa el pensar que no era la primera vez en sentirse nervioso mientras asistía a ver al chino, aunque hoy era diferente, seguro que al verlo se le pasaría.

   Heechul... ¿A dónde vamos? ¿Alguna grabación? ¿Negocios? – Gunhee que había aceptado venir olvidándose de preguntar ese pequeño detalle.

Heechul sonrió con esa sonrisa suya, la misma que utilizaba con sus ELF y las convertía en Petals, que incluso a los chicos causaba envidia. Gunhee podría a veces ser molesto como un dolor de cabeza, pero ahora mismo, Heechul estaba agradecido porque aceptara acompañarlo a ver a Hangeng. 

Que lo mantuviera ignorante de a dónde iba, no tenía nada que ver, con querer llevar a alguien que lo frenara en cualquier momento.

   Asuntos personales. – le respondió sin mirarlo —. Quede de verme con Hangeng.
   Ah ya veo...

Esa respuesta sí que le sorprendió, pero al girarse a ver a su amigo, este le miraba y Heechul sabía exactamente lo que significaba. Tendría que comprarle un regalo grande.

   Me estas usando para verte con uno de tus ex, ¡No me mientas!
   Hangeng no es ningún ex. – dijo bajándose del auto.

Se encontraban frente a la puerta de servicio del lugar donde habían concertado la cita y como forma de no ser visto por personas que dieran cuenta de esta reunión clandestina, pues deseaba estar alejado de toda cámara que pudiera captarle. Por el bien de la mentira que Siwon y él debían representar ante todos.

   Pero te hubiera gustado que lo fuera. – Gunhee cruzó los brazos sobre su pecho.
   Ya estamos aquí. – Heechul jalo a su amigo sacándolo del auto —. Coopera un poco.

Sin poder dar marcha atrás, entraron al restaurante. Rápidamente el personal los guio a través de los pasillos internos hasta un saloncito privado, donde ya se encontraba Hangeng. Heechul respiro hondo. Estaba ansioso y de verdad deseaba verlo, suspiró mientras tomaba el pomo de la puerta y la abría.

El privado era grande, podría parecer más un salón pequeño que un privado y que estuviera levemente iluminado le daba más privacidad. Algunas mesas esparcidas por el lugar, sin embargo solo tres se encontraban ocupadas, dos de ellas con el staff de Hangeng que bebían y comían algo alejadas al extremo contrario de donde se encontraba la mesa de Hangeng.

Cuando entraron, Heechul fue consciente de que todas las miradas estaban sobre ellos, pero después los del staff volvieron a lo suyo menos Hangeng.

   Supongo que yo iré por allá. – Gunhee señaló las mesas donde se encontraba el staff y se encamino hacia ellos.

Heechul le agradeció el gesto en su interior, ya que no pudo decírselo, aunque lo haría después. Hangeng no ignoraba su amistad con el peluquero, no era de su gusto, pero lo aceptaba. La mirada de Hangeng observó lentamente a Heechul que caminaba hacia él. Recorrió su cuerpo de arriba hacia abajo, para finalmente centrarse en sus ojos.

   Viniste. – el más alto no pudo ocultar su alegría.
   Te dije que lo haría. – Heechul no pudo evitar sonreírse.

El saludo fue un corto abrazo. Heechul no supo porque lo quiso de esta forma, a pesar que era mucho el tiempo que había pasado desde la última vez que se vieron.

Se pusieron al día en algunas cosas de sus vidas antes de hablar sobre lo que Hangeng quería saber. Cuando llegaron a ese punto, Heechul se lo dijo todo y al decir "todo", Hangeng sería el único que sabría lo que Siwon y él vivieron esa mañana en el cuarto de hotel. Heechul estaba seguro que Siwon lo habría querido de esta forma también.

   Entonces al final están juntos por un contrato. – escuchar de los labios de Hangeng lo que era su "noviazgo" con Siwon, no le gustó mucho a Heechul.
   Más bien es un acuerdo. – compuso justo antes de darle un trago a su bebida.
   Eso no quita que la SM este lucrando con ustedes y su situación. ¿Están conscientes que si esta mentira se hace pública, será horrible?
   Lo sabemos. Por eso somos cuidadosos. No es que nos vayamos andar mostrando mucho por ahí, les estamos haciendo ver una relación silenciosa que ya existía.
   Aunque no deja de ser una mentira, lo real es que todo surgió por ese momento perdido en sus mentes del hotel. – Hangeng alargo su mano hasta tomar la de Heechul, después de mirar que nadie de su staff estuviera mirando —. Te entregaste a él, los dos. No lo recuerdan pero sucedió que tuvieron sexo en ese hotel. – las palabras surgieron golpeadas de la boca del chino.
   ¿Y qué? Tú nos dejaste cuando tuviste oportunidad. – Heechul le reclamó.

Sin advertirle, Hangeng jaló de su mano y lo levantó de la silla donde se encontraba sentado, llevándolo hacia una puerta al fondo, lo que supuso era el baño del pequeño salón. Al entrar, de pronto Heechul se vio con la espalda pegada a la puerta y antes de poder preguntar que sucedía, los labios de Hangeng atraparon los suyos en un beso. Uno que no ansiaba responder.

   No quiero hacerlo... – fue apenas un murmullo salido de la boca de Heechul al separarse.

Ante esto, Hangeng dio por terminado el beso y miro fijamente a Heechul, hizo una mueca extraña y después se alejó.

   ¿Pasa algo Heenim? – después de pensar unos segundos alguna respuesta válida, Heechul finalmente respondió.
   Bueno, sé que va a sonar tonto pero, no tengo ganas. Ha pasado tanto tiempo y, no vine aquí por eso Hannie, solo quería charlar contigo, ponernos al día y explicarte lo sucedido con Siwon.
   Es por Siwon que no quieres y no me mientas, porque no te estoy preguntando, estoy afirmándolo. 
   Siwon no tiene nada que ver. – dijo Heechul casi sin convicción.
   En realidad siempre hubo algo entre ustedes, ¿Qué no lo ves?
   No puede ser que tú digas lo mismo. – Heechul se desesperó. No podía creer que escuchara eso de Hangeng también, de sus más cercanos amigos.
   Siempre ha sido de esta forma. En el pasado, Siwon dijo que no podía aceptarme porque sabía que tú me amabas, no deseaba hacer nada para herirte y decidió rechazarme a mí. Y ahora tú me rechazas por él. – mientras hablaba Hangeng se recargo en los lavabos del baño para enfrentar a Heechul —. Después cambió su argumento y me dijo que estaba confundido, aunque sentía algo, no podría corresponderme por sus convicciones y su familia. Ahora lo comprendo todo, Siwon estaba confundido, pero no por mí, sino por ti.
   Siwon no era el que estaba confundido. – dijo Heechul levantando y sosteniendo la mirada a Hangeng —. El confundido eras tú. Porque mientras me decías que me amabas y te ofrecía mi cuerpo, me rechazabas. Por otro lado jugueteabas a enamorar a Siwon. Nunca me aceptaste, no me querías como yo a ti.
   ¡No jugaba con ninguno de los dos! Te lo he dicho muchas veces. Los amaba a los dos y por eso no pude avanzar contigo. No podía decidirme por alguno de ustedes sin herirme a mí mismo. ¿Se puede partir un corazón?
   No.
   Y por eso me fui.
   Destrozaste mi corazón con tú decisión, porque ahí fue cuando me di cuenta que yo no valía más para ti, que mi amor no era suficiente. Supe lo de Siwon, todo cobró sentido entonces. Y al sentir la cercanía de Siwon con tu partida, aprendí a olvidar el daño que nos hiciste y finalmente perdonarte.
   Heechul... – Hangeng suspiro.
   Somos amigos ahora Hannie. Lo demás ha quedado en el pasado y Siwon piensa igual que yo.
   Creo que después de tanto tiempo finalmente nos hemos dicho todo.
   Sí, por fin. – Heechul sonrió sintiéndose más ligero.
   ¿Puedo decirte algo como amigo? – al ver asentir a Heechul, Hangeng continuo —. Antes no habrías rechazado mis caricias, mis besos. – y a pesar de que lo deseaba, Hangeng no se acercó a Heechul —. Algo ha cambiado en ti y es debido a Siwon, al límite que sobrepasó su relación y lo especial que es ahora.
   Solo somos amigos recuperando nuestra cercanía.
   No te mientas Heechul. Antes me dijiste que me olvidaste, no es hasta ahora que lo has hecho y es gracias a Siwon. Por eso me aceptabas, llenabas ese vacío con mis cortas visitas y nuestros pocos encuentros. Siwon es más importante para ti de lo que tú crees.
   Hannie, ¿qué estás diciendo?
   Quizás la cosa entre ustedes ya estaba ahí y solo necesitó un poco para ese "boom", que hayan estado juntos de forma intima tiene su porque.
   Sí, ese "boom", fueron unos chocolates. – se burló Heechul. Hangeng tomo por los hombros al mayor sacudiéndolo un poco.
   Heechul, tarde o temprano se darán cuenta que lo que sucede entre ambos es más real de lo que creen, y dependerá de ustedes si lo aceptan o lo dejan pasar.

Y con esas palabras en su mente, Heechul pensó duramente durante el viaje de regreso a casa. La despedida no había sido tan mala esta vez. Algunos del staff les tomaron fotos para recordar el momento. Incluso el mismo Heechul les pidió que fotografiaran a ambos, seguro que a Siwon le habría de gustar esa foto.

Con muchas cosas que pensar y los pensamientos más revueltos que al comienzo, Heechul pensó en lo último que su amigo había dicho...

   Si tan seguro estas, ¿qué debo hacer? – las últimas palabras del más alto le asustaron.
   Solo déjate llevar. – había sido su simple consejo.

No estaba muy seguro lo que significará eso. Porque aunque él comenzara a dejarse llevar, nada le aseguraba que Siwon quisiera cooperar y mucho menos sabiendo que quizás esto le causaría problemas con su familia.

Se sacudió esos pensamientos y mejor se dispuso avisarle al menor, que todo había salido bien. Por primera vez en mucho tiempo, no se sentía nostálgico al alejarse nuevamente de Hangeng y eso lo hacía feliz.

Los dedos ágiles de Heechul se movieron por el teclado de su celular.

"Está bien con Hangeng. Luego te cuento. No sé a qué horas son en China, pero no me importa... Tu Rella."

Esto último salió espontáneamente y no lo editó... solo se dejó llevar por la tranquilidad que sentía en ese momento y esta era su forma de transmitírsela al menor.


Continuara...

Comentarios

  1. Ahhhhhh quiero saber que pasa por la mente de Siwon y que pasará cuando se encuentren! !!! Por favor actualiza pronto :*

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho la verdad estoy enganchada con la historia espero el prox cap bye besos

    ResponderEliminar
  3. OMG!!!! No me imagine que Hangen estuviera detras de los huesitos del SiChul. Espero que Siwon haga algo!!!
    Por Dios rela ya dio el primer paso espero que Siwon no se amedrente por la situación y de a conocer sus verdaderos sentimientods!!

    Kyaaa >//< me imagino la cara de shock del SiChul al ver el video. jajajja please no tardes mucho en actualizar, muero por este fic ^_^

    ResponderEliminar
  4. Hangehg tras los huesitos del Sichul que tiene a uno y que que enamora al otro deberás que no se puede con el chinito. Pero ahora que le pasara por la cabeza a Siwon y al saber que Heechul se reunio con el...
    El videito esta interesante sobre todo por las confeciones.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajaja Hangeng en cierta medida es ingenuo si creía que alguno de los chicos lo iba a esperar para siempre. Al irse y poner tierra de por medio, perdió toda oportunidad.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta 😍 No puedo creer lo del ¿Trio? ...
    Amo esto con locura prima perdida

    ResponderEliminar
  7. HanGeng tenía la idea de tener al SICHUL solo para el y hacer un trío. 😂😂😂😂😂
    Ahora que todo salio bien y HeeChul dio el primer paso le toca a Siwon dar el siguiente y afrontar sus sentimientos.. 😍 😍 😍 😍

    ResponderEliminar
  8. esa visita del chino a Heechul traera mas claridad a la relacion del sichul. . 😎

    ResponderEliminar
  9. No había entendido esta parte de la historia antes, pero eso fue un trío y Han los lastimo a los dos. Y o sea que Hee se quería entregar a Han, pero él nunca quiso, entonces tanto para siwoS como para Hee fue su primera vez con un hombre. Solo para aclarar, Han estaba enamorado de Siwon y Hee de Han. Luego cuando Siwon lo rechazó fue porque estaba "confundido" y al final Han no se quedo con ninguno de los dos y se fue. Y ahora dice que quiere a Hee, pero ya no se puede porque Hee está enamorado (aún que aún no lo admite) de Siwon. Woo está historia de verdad me emociona.

    ResponderEliminar
  10. Admito qe tengo cierta debilidad por el trio sihanchul pero de esta forma solo lastimó a Hee, Hangeng sólo jugó con ambos, eso de no poder qerer a uno sin el otro es demasiado egoísta, si realmente amaba a Siwon tuvo qe haberlo entendido, pero sobre todo qerer a Hee a medias esperando qe sin importar qe estuviera disponible para él en cada visita (? Si de verdad lo hubiera amado, quiza no podía elegir a uno sobre otro pero hubiera respetado el corazón de Hee si sabía qe lo tenia y aun así insistía con Siwon y cuando no pudo tenerlos a ambos se marcho, qe esperaba con ese beso? Tener a Hee diaponible por siempre? Llegar a Siwon a través de Hee? Ahora qe elloa estaban en una relación creía qe podía tenerlos a ambos? Aun así dio ese empujón a Hee para hacer caso de su subconsciente y dejar salir sus sentimientos, tengo un amor/odio por Han en esta parte, porqe a pesar de todo ayuda al Sichul a darse una oportunidad de verdad

    ResponderEliminar

Publicar un comentario